Conozca los perfiles de los ministros de ciencia y tecnología en el Asia Pacífico

POLITICAS PUBLICAS ASIA PACIFICO 08 Enero 2018

En los países asiáticos la investigación e innovación tecnológica son áreas prioritarias para el desarrollo económico, mientras que el perfil de quien dirige el ministerio en Corea es de carácter científico, en Japón, India, Australia, Nueva Zelandia y Singapur prima la experiencia política.

A propósito del ingreso a la Cámara de Diputados, con suma urgencia del proyecto que crea un Ministerio de Ciencia y Tecnología, buscamos en la región Asia Pacífico el perfil de los ministros que encabezan las principales instituciones científicas. Aunque las orientaciones profesionales son variadas, existe una clara tendencia a favor de la formación política. Una revisión de los principales ministerios asiáticos, en la siguiente nota.

Valoración de la ciencia y la experiencia política

Estar a cargo de un Ministerio de Ciencia y Tecnología requiere de cualidades especiales que permitan realizar las transformaciones que la cartera requiere, por tal motivo las circunstancias por las que atraviesan las naciones y los objetivos que se proponen los gobiernos son determinantes, pero también la formación y la experiencia en investigación científica son relevantes a la hora de dirigir una institución de este tipo.

Para Pablo Astudillo, ingeniero en biotecnología molecular de la Universidad de Chile y autor del libro Manifiesto por la Ciencia: Un nuevo relato para la ciencia en Chile, el requisito principal para quien lidera una cartera científica es que tenga una alta valoración por la ciencia. “Quien dirija esta carrera, ya sea un ministro o una ministra debería ser una persona que tenga un aprecio profundo por la misión original de la investigación científica. Si bien este no es un ministerio para los científicos, sí debe ser un ministro que sepa que la ciencia cumple múltiples propósitos en la sociedad, no es solo una actividad profesional que se restrinja a la economía o generar conocimiento relevante para los científicos, debe tener una visión amplia de la ciencia con cierto conocimiento de cómo vincular el conocimiento científico en otras dimensiones públicas, por ejemplo en la toma de decisión del poder político, como vincularlo en el desarrollo económico, social, etc. Esto no significa que tenga que ser un científico necesariamente”, señaló.

Quienes dirigen la institucionalidad de las ciencias en el Asia Pacífico

En Corea del Sur el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación es dirigido por You Young Min, graduado en matemáticas por la Universidad Nacional de Pusan y especializado en investigación médica en John Hopkins University. Young Min tiene además experiencia de investigación en biología en el Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología (KAIST). El ministerio cuenta además con un viceministro, Lim Dae-sik, quien es doctorado en bioquímica y biólogo molecular de la Universidad de Texas.

Algo distinto sucede en Japón, donde el ministro Yoshimasa Hayashi tiene un perfil más político que científico. Esto se explica porque el país nipón tiene un régimen de gobierno parlamentario. No obstante, Hayashi de profesión abogado, fue ministro de agricultura antes de llegar al Ministerio de Educación, Cultura, Deportes, Ciencia y Tecnología.

Una situación totalmente particular sucede en India, donde el Ministerio de Ciencia y Tecnología y Ciencias de la Tierra de ese país es liderado por dos personas, un ministro de gobierno y un ministro de Estado. El ministro de gobierno es Harsh Vardhan, médico cirujano que en 1993 decidió ingresar a la política. El ministro de Estado es Yalamachili Satyanarayana, quien también ha tenido experiencia parlamentaria, es ingeniero mecánico con especialidad en herramientas, en Hydebard. Su visión es que el Ministerio tiene que orientarse a temas de futuro como el cambio climático, además de las investigaciones en la Antártica y el Ártico.

En el caso australiano el perfil político es más evidente, ya que al igual que Japón tiene un régimen parlamentario. El Departamento de Industria, Innovación y Ciencia está compuesto de cuatro ministerios, uno de los cuales es el de Ciencia, Trabajo e Innovación, dirigido por el senador Zed Seselija, quien es abogado de formación. No obstante, el despacho del Primer Ministro australiano tiene un consejero en ciencias, se trata de Alan Finkel que es ingeniero, neurocientífico y académico de la Universidad de Monash, quien además de tener una dilatada experiencia en la formación de empresas tecnológicas, es considerado uno de los filántropos más importantes en el país oceánico.

Nueva Zelandia por su parte tiene frente al Ministerio de Investigación, Ciencia e Innovación a la parlamentaria Megan Woods, quien es historiadora de formación pero con trayectoria legislativa en temas científicos relacionados con el cambio climático, energía, desastres naturales, alimentación y agricultura. Además de promover varias iniciativas sobre ciencia y tecnología desde el Parlamento.

Por último, Singapur tiene al mando de su Agencia para la Ciencia, Tecnología e Investigación a Lim Chuan Poh. Luego de formarse inicialmente en el Ejército, obtuvo grados en matemática y economía, además de cursar un programa de administración avanzada en Harvard. Ocupa el cargo desde 2006, lo que le ha permitido impulsar políticas para la ciberseguridad, robótica, investigación en medicina y ciencias biomédicas.

Un ministro de ciencia y tecnología en Chile

En el caso de nuestro país, aunque la creación del ministerio está recién discutiéndose en el Congreso, para Pablo Astudillo la elección de una cabeza para dicha cartera es una tarea compleja. “No sé si en Chile tenemos suficientes científicos preparados para sostener un rol así, ya que los científicos chilenos se forman de una manera que quizás no es la misma que la de otros países, por ejemplo no tenemos entrenamiento en políticas públicas. Quizás los científicos todavía tenemos que pasar por una etapa de formación. Por ejemplo, si es que el día de mañana se crea el ministerio y se forma un consejo asesor que incorpore científicos, tal vez ahí saldría una nueva camada de personas que puedan asumir roles de liderazgo en el ministerio, pero en este momento no es imprescindible que sea un científico propiamente tal, aunque es necesario que cumpla el perfil de valoración amplia de la ciencia”, sostuvo.

En relación a otras condiciones que debería cumplir un eventual ministro o ministra, se refirió a la capacidad de llegar a acuerdos. “Otro requisito que agregaría es que tuviese amplias redes en el mundo político, es algo importante para el éxito de este ministerio, que se sepa vincular con otros en el futuro para elaborar políticas conjuntas sobre algunos temas, que tuviesen la capacidad de interactuar de igual a igual con sectores políticos, económicos o sectoriales para ayudar a que la ciencia en Chile contribuya a iniciativas de otras carteras. Esto aportaría a la consolidación y éxito de un eventual Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación. Por supuesto también tiene que entenderse con el mundo privado porque este sector tiene que ser protagonista en la institucionalidad en tecnología y sobre todo en innovación. No podemos pretender que este sea un ministerio que solo mire hacia la academia”, afirmó.

Fuente: Biblioteca del Congreso Nacional de Chile

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *