Red HUMANIORA difunde carta presentando molestia por el olvido hacia las disciplinas que representa.

Por qué  y para qué  las humanidades

Carta abierta de la Red HUMANIORA de Postgrado en Humanidades, Artes, Ciencias Sociales y Comunicación.

Diversos documentos que circulan pública o semi-públicamente, nos obligan  a expresar nuestra  profunda preocupación por el lugar que ocupan las humanidades, artes y ciencias sociales en la nueva institucionalidad ministerial que se está proyectando para las ciencias; agravado esto por  los relativamente pobres resultados de los concursos FONDECYT que han dejado un número significativo de buenos proyectos sin financiamiento.

Estamos convencidos de que no es posible pensar el futuro de Chile sin un fuerte incremento de los recursos para las actividades científicas y, dentro de ellas, para las disciplinas ocupadas de lo humano en sociedad. Estas expectativas debieran materializarse en un mejoramiento del presupuesto de CONICYT y de los diversos sistemas de concursos.  Si bien nuestras áreas están representadas por prestigiosos investigadores en los grupos de trabajo FONDECYT y en el cuerpo de pares evaluadores, reconocemos que los procedimientos de evaluación pueden y deben ser mejorados. Asimismo, reconocemos que el desarrollo de nuestras disciplinas se ha visto limitado principalmente por los escasos recursos existentes frente a la creciente demanda de fondos de investigación y becas para los programas nacionales de magíster y doctorado.

El desarrollo integral del país, que requiere de las ciencias y la tecnología, es sin embargo impensable sin el desarrollo de las humanidades, las artes, las ciencias sociales y las comunicaciones. Cualquier discusión sobre la institucionalidad presente y futura debe contar con la presencia de los especialistas representados en los programas de postgrado y en los centros de investigación de nuestras disciplinas. De la misma manera, el futuro de las ciencias requiere de un ministerio que dicte políticas de manera descentralizada, involucrando a las universidades existentes a lo largo de nuestro país e incluyendo a sus investigadores.

Reconocemos que la valoración de la especificidad de nuestras disciplinas, así como su valioso aporte al conocimiento, requiere de modificaciones institucionales no solo en CONICYT, sino también en nuestras universidades, que deben crear mecanismos para acoger un número mayor de investigadores altamente calificados y productivos que cuenten con la necesaria estabilidad laboral y condiciones adecuadas de trabajo. No es posible sostener la inconsecuencia de formar graduados que no puedan entregar su aporte al país. Es imperioso aumentar las becas y fondos de investigación, y a la vez integrar a los nuevos graduados en nuestras instituciones.

Adhiere aquí

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *