Informe de Resultados Taller “Conflictos y propuestas para la investigación en Chile”

Informe de Resultados Taller “Conflictos y propuestas para la investigación en Chile”

Compartimos con ustedes el informe final que resume las discusiones del taller “Conflictos y propuestas para la investigación en Chile”, realizado el día 16 de Junio de 2016 y en el que participamos cerca de 300 investigadores a lo largo del país. El documento será entregado a autoridades de CONICYT y CNID, para su consideración en el diseño de políticas públicas para ciencia y tecnología.

Pincha aquí para acceder al documento completo.

RESUMEN EJECUTIVO

El taller “Conflictos y propuestas para la investigación en Chile” se llevó a cabo en las sedes de la Universidad Santo Tomás de Antofagasta, La Serena, Viña del Mar, Santiago, Talca, Concepción, Osorno, Valdivia y Puerto Montt el 16 de junio de 2016, con el objetivo de reunir a científicos de todas las áreas del conocimiento para expresar sus preocupaciones y propuestas, las que luego serían entregadas a las autoridades.

El taller reunió a cerca de 300 investigadores de universidades privadas y estatales, además de representantes de empresas y organizaciones no gubernamentales y públicas, quienes reflexionaron en torno a tres preguntas: (1)¿Cuáles son las principales preocupaciones o barreras que identifican los investigadores para realizar investigación?; (2)¿Cuáles son las propuestas de los investigadores para mejorar las condiciones en que se realiza investigación en Chile?; y (3) ¿Qué esperamos de un futuro Ministerio de Ciencia y Tecnología?.

Las principales barreras mencionadas por los investigadores para realizar ciencia fueron: la excesiva burocracia de los sistemas, la falta de mirada de largo plazo en las políticas públicas y una sensación de desconfianza general hacia quienes evalúan y asignan recursos. Además se releva la necesidad de no reducir la ciencia solo a su aspecto económico, la “precariedad” que existe en regiones y un llamado a tener una perspectiva multidisciplinaria con mirada de género. Se reconoce la baja vinculación de los científicos con la población, con el sector privado e incluso con investigadores de otras áreas.

Un punto importante es el llamado a considerar la actividad de investigación un trabajo, que implique una carrera profesional y condiciones laborales justas, haciendo referencia a la falta de trabajo estable y beneficios como seguros de salud y jubilación. Esto se suma a la preocupación por la baja empleabilidad y dificultades de inserción de doctores jóvenes. Se plantea como solución la creación de centros regionales estatales para abrir plazas de trabajo y tener acceso a equipamiento sofisticado. También se menciona la necesidad de definir áreas prioritarias de investigación como guía que permita la creación de grupos fuertes, sin desproteger buenos proyectos en áreas no prioritarias y dando énfasis a las necesidades de cada región.

Los investigadores aducen la falta de equipamiento y plazas de trabajo a la baja inversión del Estado en ciencia y tecnología, pero también plantean que se debe revisar los criterios usados en la asignación de recursos. Se señala nuevamente que se deben extender los tiempos del financiamiento.

Cuando se pide que los investigadores entreguen propuestas, se vuelve a mencionar la necesidad de que el Estado tome definiciones respecto del rol de la ciencia en nuestra sociedad, pero que se haga con una mirada de largo plazo y que considere las peculiaridades de las distintas regiones sin encasillar a la ciencia como un insumo puramente económico. En este sentido se ve con buenos ojos la creación de un Ministerio de Ciencia y Tecnología, en conjunto con centros regionales de investigación, un centro nacional de ética, un centro nacional de divulgación y entidades que faciliten y coordinen la labor en regiones. Todos ellos con una perspectiva multidisciplinar.

En materia de gestión pública, se propone examinar qué programas necesitan más recursos y cuáles pueden recibir menos o eliminarse, sin embargo la principal preocupación está en los procesos de adjudicación de fondos concursables. Hay un llamado por mayor transparencia en la evaluación y adjudicación de fondos, con especial preocupación por las comisiones evaluadoras, a quienes se les pide aplicar criterios de equidad de género.

Además de solicitar un aumento en la inversión en ciencia y tecnología por parte del Estado, se piden más incentivos para que las empresas nacionales y extranjeras inviertan más en esta área. Se reitera que toda inversión debería considerar criterios de largo plazo (10 años), regionalización y multidisciplinariedad.

Aunque hay solicitudes por mejorar las capacidades de las agencias que manejan los fondos públicos, lo más relevante es según los investigadores, darle mayor coherencia a la gran cantidad y variedad de concursos disponibles. Los investigadores creen que se debe fomentar la investigación básica y aplicada por igual, así como el trabajo en grupos multidisciplinarios por sobre lo individual. Además, diferenciar en la competencia por fondos a investigadores jóvenes de los consagrados. Para facilitar la interacción entre investigadores se propone crear un repositorio abierto con todas las investigaciones realizadas en el país, y el uso compartido de equipos de alta tecnología.

La valoración y divulgación de la actividad científica se identifican como actividades muy importantes, pero que no pueden abordarse adecuadamente si no mejora la calidad de la educación, en especial en los niveles básicos. Se sugiere entonces vincular más a los investigadores con el sistema escolar junto con promover las actividades de divulgación.

Respecto de la comunidad científica como tal, se plantea la necesidad de promover espacios de interacción y discusión, incluso pasado por la creación de nuevas organizaciones para facilitar la vinculación con otros entes sociales como tomadores de decisiones. Nuevamente se hace hincapié en la necesidad de promover equidad de género a todo nivel, así como el desarrollo de la investigación en regiones, y la necesidad de respetar la normativa vigente en cuanto a las condiciones de trabajo, considerando una remuneración acorde al trabajo realizado.

La institucionalización de una “carrera de investigador” está asociada a diversos aspectos como: incentivar vocaciones científicas, fortalecimiento de la actividad dentro de las universidades, regularizar las condiciones contractuales de los investigadores, y mejorar la asignación de recursos, entre otros.

Por último, cuando se enfoca la reflexión en un futuro Ministerio de Ciencia y Tecnología, una preocupación importante es el perfil del ministro o ministra. Se piensa en una persona con experiencia en investigación, pero que también tenga habilidades políticas. Además debería tener conocimiento de procesos de transferencia, bioética, administración y finanzas. Como características personales se espera que tenga capacidad de liderazgo, negociación y resolución de conflictos; que sea buen comunicador y con visión amplia, inclusiva y de largo plazo.

Se espera que el futuro ministerio incluya a las ciencias sociales, humanidades y artes, aunque no hay acuerdo respecto de la inclusión de la innovación. Se sugiere definir líneas estratégicas prioritarias, temas con financiamiento permanente y crear un fondo para investigación de emergencia. Estas líneas las desarrollaría el ministerio en acciones a corto, mediano y largo plazo, que considere tanto necesidades como capacidades regionales.

Otra función que se espera del ministerio es la coordinación con otros ministerios e instituciones afines, fomentando la investigación colaborativa e interdisciplinaria. Para esto, todos los fondos relacionados con ciencia y tecnología deberían quedar bajo su administración, incluyendo lo que ahora maneja CORFO y el Ministerio de Economía, aunque algunos plantean una instancia de coordinación con CORFO. Dentro del Ministerio de Ciencia y Tecnología deberían crearse estructuras que permitan enfocarse en distintas áreas, por ejemplo: ciencia básica, aplicada, transferencia, divulgación y centros regionales. El ministerio debería articular y fomentar las relaciones con la sociedad en general, y en particular con las empresas y otros entes del Estado.

Los asistentes esperan que el ministerio fomente la actividad científica protegiendo las condiciones laborales de los investigadores, impulsando la calidad y cantidad de programas de doctorado dentro del país, articulando redes de investigadores y promoviendo la divulgación científica y transferencia tecnológica. Todo esto no sería posible sin incrementar el porcentaje del PIB que se invierte en ciencia y tecnología a niveles más cercanos a la OCDE, ya que se asume que la creación del ministerio tendrá un costo, y no pueden destinarse a ello los fondos dedicados a investigar en todas las áreas, incluyendo artes y humanidades.

En cuanto al resguardo y promoción de la investigación en regiones, se señala la necesidad de generar una estrategia país de ciencia y tecnología con un modelo descentralizado de gestión, promoviendo la autonomía regional en la toma de decisiones y la articulación dentro de cada región con otras seremías. Se sugiere promover la inserción de científicos jóvenes en regiones a través de la creación de centros regionales.

Los investigadores señalan que se debe evitar que el ministerio genere un exceso aún mayor de burocracia, que se dupliquen los financiamientos para los mismos proyectos, o que se entreguen fondos a investigaciones que pueden ser financiadas por el sector privado. Se espera que no haya tráfico de influencias en la toma decisiones ni falta de transparencia, u otras “malas prácticas”. En resumen, el ministerio debería enfocarse en el resguardo del bien común con una mirada de largo plazo.

 

La importancia de investigar en las Universidades: Pilar para el desarrollo

La importancia de investigar en las Universidades: Pilar para el desarrollo

LA IMPORTANCIA DE LA INVESTIGACIÓN EN LAS UNIVERSIDADES:

UN PILAR PARA EL DESARROLLO NACIONAL

Hace algunos días se ha conocido a través de los medios, uno de los puntos que comprendería la reforma a la Educación Superior propuesta por el Ministerio de Educación. En esta oportunidad la Ministra de Educación Adriana Delpiano y el Ministro Secretario General de la Presidencia Nicolás Eyzaguirre coinciden al mencionar que “ las Universidades que no hagan investigación debiesen pasar a ser Institutos de Formación de Profesionales”  todo ello en relación a que la Universidad debiese ser una institución compleja que mantenga bajo su alero tanto a investigadores como también a estudiantes que convivan en una coexistencia simbiótica que contribuya a otorgar valor a la Educación de nivel superior en Chile.

Estas declaraciones, llaman a nuestra Asociación a tomar postura en torno a la necesidad de discutir sobre el rol de las universidades en la formación integral de profesionales, y cómo ellas dan cuenta de la valoración de sus investigadores, destacando el rol de la investigación en la sociedad.  Según nuestra apreciación, la Universidad es el espacio que congrega a investigadores, docentes y estudiantes que debiese participar activamente en el desarrollo intelectual y social de nuestro país a través de la innovación y el progreso en el pensamiento científico, humanístico, artístico, entre otros. Ello se considera de vital importancia, lo que para nuestra Asociación representa una piedra fundante en la nueva institucionalidad que queremos.

Creemos fundamental que la discusión propuesta por el Ejecutivo, nos parece acertada siempre y cuando se discutan una serie de condiciones necesarias para asegurar que la investigación científica perdure en los planteles universitarios.  Esta propuesta toma en cuenta la asignación de fondos basales para el desarrollo de proyectos de investigación, posicionando el rol del mismo, además de ser un referente en la formación de profesionales a través de la docencia bajo la calidad “de planta” permanente en dichas instituciones dejando de lado los llamados “profesores taxi” (honorarios), asegurando estabilidad laboral.

En otros ámbitos proponemos la fiscalización efectiva en la creación de carreras de Doctorado con énfasis sólo en docencia, ello porque se ha demostrado que sólo forman profesionales que desempeñen sus labores en dicho ámbito sin una producción científica acreditable. Esto ha sido un fenómeno recurrente en planteles universitarios de diversa índole (privadas, estatales, con vocación pública, etc.), los que han ofrecido dichos estudios para aumentar el cuerpo docente que permita ganar años de acreditación de los planteles, sin un Plan de Mejoramiento que tienda a compatibilizar ambas funciones.

Por estas razones la Asociación considera que la propuesta del Ejecutivo es interesante, pero se hace necesario generar mayores análisis en torno a qué queremos como sociedad y cómo investigadores pueden ser valorados en su amplio espectro (docentes e investigadores) para los planteles universitarios generen mantención de ellos teniendo como base que investigar también es trabajar.

Matías C. Pérez Padilla

Presidente

Asociación Nacional de Investigadores en Postgrado

ALMA capta en detalle el dramático nacimiento de una estrella

ALMA capta en detalle el dramático nacimiento de una estrella

Usando el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), astrónomos han logrado obtener un nítido primer plano de grandes emanaciones de material provenientes de una estrella de recién formada, dos de estos científicos, Diego Mardones y Guido Garay, son astrofísicos de la Universidad de Chile e investigadores del Centro CATA.

Al observar el brillo producido por las moléculas de monóxido de carbono presentes en el objeto, conocido como Herbig-Haro 46/47, descubrieron que sus chorros poseían mayores niveles de energía de lo que se pensaba. Las nuevas y detalladas imágenes también develaron un chorro previamente desconocido, con una dirección totalmente distinta a la del resto.

Las estrellas jóvenes son objetos violentos que expulsan material a velocidades de hasta un millón de kilómetros por hora. Cuando este material colisiona con el gas circundante produce un resplandor, dando origen a un objeto Herbig-Haro [1]. Un impactante ejemplo de este fenómeno es el llamado Herbig Haro 46/47, localizado a unos 1.400 años luz de la Tierra en la constelación austral de La Vela. Este objeto fue el foco de un estudio realizado empleando el radiotelescopio ALMA durante su fase de Ciencia Inicial, mientras aún se encontraba en construcción y mucho antes de que su conjunto de antenas estuviese completo.

Las nuevas imágenes revelaron detalles muy precisos de dos chorros, uno en dirección a la Tierra y otro con una trayectoria totalmente opuesta. El chorro que se aleja de nuestro planeta era prácticamente imperceptible en imágenes anteriores captadas en luz visible, debido al oscurecimiento producido por las nubes de polvo que rodean la estrella recién nacida. ALMA no sólo ha proporcionado imágenes mucho más nítidas que instalaciones anteriores, sino que también permitió a los astrónomos medir la rapidez con la que el material brillante se mueve a través del espacio.

Estas nuevas observaciones de Herbig Haro 46/47 muestran que una parte del material expulsado alcanzó velocidades muy superiores a las registradas anteriormente. Esto significa que el gas emanado posee mucha más energía y propulsión de lo que se pensaba.

El líder del equipo y autor principal del nuevo estudio, Héctor Arce (Universidad de Yale, EE.UU.), explica que “la gran sensibilidad de ALMA permite detectar características nunca antes vistas en este objeto, como esta rápida emanación. También parece ser un clásico ejemplo de un modelo simple en donde el flujo molecular es generado por un viento de gran ángulo de apertura proveniente de la joven estrella”.

Las imágenes fueron captadas en tan sólo cinco horas dentro del tiempo de observación de ALMA (a pesar de que ALMA todavía estaba en construcción en aquel momento). Observaciones de calidad similar habrían tomado diez veces más con otros telescopios.

“El detalle logrado en las imágenes de Herbig Haro 46/47 es impresionante. Tal vez lo más impactante es que, en lo que respecta a este tipo de observaciones, todavía estamos en etapas iniciales. En el futuro, ALMA proporcionará imágenes de mejor calidad en una fracción del tiempo”, añade Stuartt Corder (Observatorio ALMA, Chile), coautor del nuevo trabajo.

Diego Mardones (Universidad de Chile), otro de los colaboradores de la investigación, hace énfasis en el hecho de que “este sistema es muy similar a la mayoría de las estrellas remotas de baja masa durante su periodo de formación y nacimiento. Sin embargo, es también bastante inusual debido a que el flujo expelido impacta a la nube de manera directa en uno de los lados de la joven estrella y sale fuera de la nube por el otro. Esto lo hace ideal para estudiar el impacto de los vientos estelares sobre la nube madre a partir de la cual se forma la nueva estrella”.

La nitidez y sensibilidad alcanzada por estas observaciones de ALMA también permitieron al equipo descubrir una inesperada emanación que al parecer proviene de un compañero de la incipiente estrella, el que posee una masa menor. Este flujo secundario se presenta en un ángulo prácticamente recto con respecto al objeto principal y parece cavar su propio agujero para salir de la nube que lo rodea.

Arce concluye que “ALMA ha permitido detectar características en el flujo de material observado con mucha más claridad que los estudios anteriores. Esto demuestra que sin duda habrá muchas sorpresas y fascinantes descubrimientos que presenciar con todo el conjunto de antenas. ¡ALMA efectivamente revolucionará el campo de la formación estelar!”.

Notas

[1] Los astrónomos George Herbig y Guillermo Haro no fueron los primeros en detectar los objetos que en la actualidad llevan sus nombres, pero fueron los primeros en estudiar en detalle los espectros de estos extraños sistemas. Se dieron cuenta de que no eran simples acumulaciones de gas y polvo que reflejaban la luz, o que brillaban bajo la influencia de la luz ultravioleta proveniente de estrellas jóvenes, sino que eran una nueva clase de objeto asociado a los estallidos generados por el material expulsado a grandes velocidades en las regiones de formación estelar.

Información adicional

El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), una instalación astronómica internacional, es una asociación entre Europa, Norteamérica y Asia del Este en cooperación con la República de Chile. ALMA es financiado en Europa por la Organización Europea para la Investigación Astronómica en el Hemisferio Austral (ESO), en Norteamérica por la Fundación Nacional de Ciencias de EE.UU. (NSF), en cooperación con el Consejo Nacional de Investigaciones de Canadá (NRC) y el Consejo Nacional de Ciencia de Taiwán (NSC), y en Asia del Este por los Institutos Nacionales de Ciencias Naturales (NINS) de Japón en cooperación con la Academia Sinica (AS) en Taiwán. La construcción y las operaciones de ALMA a nombre de Europa se encuentran a cargo de ESO, a nombre de Norteamérica son responsabilidad del Observatorio Radio Astronómico Nacional (NRAO), operado por Associated Universities, Inc. (AUI), y a nombre de Asia del Este corresponden al Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ). El Observatorio ALMA (Joint ALMA Observatory, JAO) tiene como labor la unificación del proyecto, y es el responsable de la dirección general y la gestión de la construcción, así como de la puesta en marcha y las operaciones del observatorio.

Esta investigación fue presentada en un artículo titulado “ALMA Observations of the HH 46/47 Molecular Outflow”, de Héctor Arce y colaboradores, que aparecerá en la publicación científica Astrophysical Journal.

El equipo está compuesto por Héctor G. Arce (Universidad de Yale, New Haven, EE.UU.), Diego Mardones(Universidad de Chile, Santiago, Chile), Stuartt A. Corder (Observatorio ALMA, Santiago, Chile), Guido Garay(Universidad de Chile), Alberto Noriega-Crespo (Centro de Análisis y Procesamiento Infrarrojo, Instituto de Tecnología de California, Pasadena, EE.UU.) y Alejandro C. Raga (Instituto de Ciencias Nucleares, México).

ESO es la organización astronómica intergubernamental más importante en Europa y el observatorio astronómico en tierra más productivo del mundo. Cuenta con el respaldo de 15 países: Austria, Bélgica, Brasil, República Checa, Dinamarca, Francia, Finlandia, Alemania, Italia, Holanda, Portugal, España, Suecia, Suiza y el Reino Unido. ESO lleva a cabo un ambicioso programa centrado en el diseño, construcción y operación de poderosas instalaciones para la observación astronómica en tierra, permitiendo así a los astrónomos realizar importantes descubrimientos científicos. ESO también juega un papel fundamental a la hora de promover y organizar la cooperación para la investigación en el campo de la astronomía. ESO opera en Chile tres instalaciones de observación únicas en el mundo: La Silla, Paranal y Chajnantor. En Paranal, ESO opera el Very Large Telescope (VLT), el observatorio óptico más avanzado del mundo, y dos telescopios de rastreo. El telescopio VISTA, que funciona en longitudes de onda infrarrojas, es el telescopio de rastreo más grande a nivel mundial y, por su parte, el VLT Survey Telescope (VST) es el telescopio de mayor tamaño diseñado para rastrear de manera exclusiva los cielos en luz visible. ESO es el socio Europeo de un revolucionario telescopio llamado ALMA, el proyecto astronómico de mayor envergadura en la actualidad. ESO se encuentra planificando la construcción y desarrollo de un Telescopio óptico/ infrarrojo de 39 metros. El European Extremely Large Telescope (E-ELT) será “el ojo más grande del mundo en el cielo”.

 

Enlaces

Artículo científico

Información sobre ALMA

Fotografías de ALMA

Investigación y patrimonio. Carta abierta a CONICYT y DIBAM.

Investigación y patrimonio. Carta abierta a CONICYT y DIBAM.

El trabajo de investigación y generación de nuevo conocimiento se alimenta y sustenta en una gigantesca red de soportes materiales y digitales. En este línea, son cruciales los laboratorios, museos, bibliotecas y centros de documentación, pero también los archivos y repositorios digitales.
Pese a los esfuerzos realizados en Chile en las últimas décadas, en nuestro trabajo de investigación constatamos cotidianamente brechas y problemas que, por una parte, dificultan dichos procesos investigativos y que, como consecuencia más general, por la otra, limitan las potencialidades tecno-científicas del país, al mismo tiempo que amenazan gravemente nuestro patrimonio cultural, científico e intelectual.
En este sentido, nuestras experiencias nos sugieren algunas medidas que pueden ser adoptadas a pequeño y mediano plazo por los organismos competentes, CONICYT y DIBAM, y que proponemos a manera de abrir un debate sobre las tareas y áreas más urgentes de abordar.

Dichas propuestas las encontrarán la Carta abierta a CONICYT y DIBAM, redactada por los investigadores Yuri Carvajal y Silvana Vetö, bajo el título “Investigación y patrimonio”, a la cual podrán acceder siguiendo este link.

Junto con solicitarles la lectura y comunicación de eventuales sugerencias respecto del contenido de la carta, les pedimos encarecidamente indicar vuestra adhesión y firma al final de la misma, siguiendo el formato señalado por los primeros adherentes. Demás está decir que mientras mayor adhesión logremos, mayores posibilidades tendremos de llamar la atención y de ser escuchados por los organismos públicos mencionados e iniciar así un diálogo al respecto.
Positiva Reunión entre ANIP y Comisión Asesora del Postgrado del CRUCH

Positiva Reunión entre ANIP y Comisión Asesora del Postgrado del CRUCH

Con fecha 19 de Abril, la Directiva ANIP se reunió con la Comisión Asesora del Postgrado del Consejo de Rectores de las Universidades de Chile.

A su vez, también participaron el presidente del Centro de Investigadores en Postgrado de Ciencias, de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile y el Presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile.

En esta reunión, se conversó sobre los problemas que para esa fecha existían en el postgrado, en cuanto al decreto N° 325 del año 2012, en el cual se establecieron algunas disposiciones que afectaban a una amplia mayoría de estudiantes de pregrado que postularían a becas nacionales y a investigadores que están realizando sus programas de postgrado actualmente. Así como también las condiciones que actualmente tienen los investigadores en postgrado extranjeros.

Con respecto a los problemas que les aquejan a los investigadores extranjeros, en primer lugar se discutió respecto de la boleta de garantía que CONICYT les estaría haciendo firmar a los investigadores. En ese sentido, los reunidos, llegamos a la conclusión que tal medida es perjudicial no solo para los propios investigadores sino que también para las universidades, razón por la cual, cada organización en reuniones con CONICYT realizaría las gestiones para eliminar esta condición, o eventualmente, modificarla en pos del beneficio del investigador.

En segundo lugar, respecto de las condiciones de salida del país por parte de los investigadores en postgrado, también se acordó realizar las gestiones para que tal clausula fuese derogada, ya que tal articulo no genera más que perjuicios para la carrera del investigador.

Se concluyo que en cada espacio de acción, cada organización trabajaría para que CONICYT llevara a cabo, modificaciones en el decreto N° 325, con el fin de cambiar o eliminar las clausulas que afectaron a muchos investigadores en sus postulaciones. Entre estas clausulas esta el impedimento de postular por parte de estudiantes de pregrado que no cuenten con su licenciatura, o el impedimento de postular por parte de investigadores que hayan estado realizando un programa de magister, lo cual hasta el año 2011 era aceptado en ambos casos.

Por otro lado, se pediría a CONICYT que realizara postulaciones complementarias para subsanar estos problemas. En ese sentido, a la fecha se ha cumplido con la modificación de las clausulas que impiden postular a investigadores en un programa de postgrado o estudiantes de pregrado sin la licenciatura finalizada al momento de postular. Junto con eso, se han llevado a cabo concursos complementarios, en los cuales se ha manifestado que aun existen problemas en la plataforma de postulación.

Por otra parte, no se tienen noticias al respecto de la situación de los investigadores extranjeros y de las clausulas que CONICYT les exigía.

Por su parte la Directiva ANIP expuso que los problemas actuales en cuanto a las becas y condiciones de los investigadores en postgrado, se deben a dos tipos de problemas. Los de largo plazo y los de corto plazo. En cuanto a estos, los problemas se producen principalmente debido a los Decretos y Bases que CONICYT y la institucionalidad que actualmente rige los programas de formación de investigadores en postgrado, no tienen criterios definidos bajo un marco en el cual se considere la opinión de los propios investigadores. Esto hace que quienes definen estos programas lo hagan asumiendo principalmente criterios de probidad de los fondos públicos sin ocuparse de lo que realmente es necesario para el país en cuanto a investigación y formación de investigadores.

Por otro lado, en el largo plazo, se planteo el problema de considerar a los investigadores como estudiantes. En ese sentido, la Directiva ANIP, planteo el hecho de que la realidad de los investigadores en postgrado es más cercana a la de un trabajador. Bajo ese contexto, tanto las condiciones y responsabilidades bajo las cuales los investigadores son considerados debiesen cambiar en pos de beneficiar a los propios investigadores y con ello, la investigación en el país.   Es por ello, que la Directiva ANIP propuso a la Comisión Asesora del Postgrado del CRUCH que se realizar una agenda doble, la cual contemplara en primer lugar el problema de corto plazo. Respecto a esto, la idea final sería desarrollar un proyecto de Decreto que regule la formación y con ello las bases de postulación y desarrollo de investigadores en postgrado.

En cuanto a la agenda para resolver el problema de largo plazo, se propuso trabajar en conjunto y de ser posible sumar a otros actores involucrados, para generar una discusión que nos llevase a definir conjuntamente al investigador en postgrado y el rol que juega este dentro de la política de investigación en el país